CÁNCER DE PRÓSTATA Y FACTORES DE RIESGO

Con el pasar de los años es muy frecuente que aumente el tamaño de la próstata, como consecuencia de procesos benignos; esto se denomina hiperplasia prostática benigna, que no es una lesión cancerosa. Es una condición muy frecuente que se manifiesta por dificultades para orinar, las cuales pueden incluso llegar a una obstrucción total. Se presenta usualmente como una dificultad creciente para orinar, goteo, sensación de llenura vesical permanente y gran frecuencia urinaria.

El cáncer de próstata es el crecimiento maligno de la glándula prostática. Cuando el cáncer de próstata avanza, invade las células vecinas, para deformar la estructura interna y externa de la próstata; posteriormente puede salirse de ella e invadir las estructuras vecinas, como las vesículas seminales, la vejiga y el recto. En fases avanzadas de la enfermedad, a través de los vasos linfáticos y sanguíneos, las células cancerosas se diseminan a sitios distantes, como los ganglios y los huesos, lo que se denomina metástasis. El crecimiento y la diseminación del cáncer de próstata dependen de la presencia de la hormona masculina (testosterona) producida por los testículos.

Cuando se diagnostica el cáncer de próstata, lo podemos encontrar en una de tres fases:
• Localizado: no ha salido de la próstata.
• Localmente avanzado: compromete la próstata y tejidos vecinos.
• Avanzado: ya ha salido de la próstata y se encuentra en otros órganos, como los ganglios linfáticos o los huesos.

Factores de riesgo
Existen factores de riesgo que están asociados con el cáncer de próstata, unos son modificables y otros no.
Factores modificables:
• Alimentación: los hombres que consumen muchas carnes rojas y productos lácteos con alto contenido de grasa tienen mayor riesgo, así como el bajo
consumo de frutas y verduras. Se recomienda una dieta alta en tomates, cítricos, soya y cereales, ya que pueden comportarse como factores
protectores para el cáncer.
• Sedentarismo: la falta de actividad física regular y un peso inadecuado están asociados con un mayor riesgo de cáncer.

• Abuso del alcohol.
• Granjeros, trabajadores en plantas de llantas y pintores, debido a la exposición a contaminantes químicos.

No modificables:
• Edad.
• Antecedentes familiares: familiares de primer grado, hijos o hermanos de un hombre que haya tenido cáncer de próstata, particularmente si se presentó en edades tempranas. Por ejemplo: si su padre tuvo cáncer de próstata antes de los 50 años, su riesgo es dos veces mayor, pero si tiene otro familiar además de su padre, el riesgo aumenta siete veces.
• Raza: es más frecuente en hombres de raza negra que en hombres de raza blanca. Además, la raza negra tiene más probabilidad de morir por la
enfermedad.

Síntomas y signos del cáncer de próstata
El cáncer de próstata en sus fases iniciales no produce síntomas, estos suelen aparecer cuando se trata de una enfermedad avanzada. Los síntomas que enumeramos enseguida se pueden encontrar en algunos pacientes, pero no son exclusivos del cáncer de próstata; es decir, con frecuencia se asocian con otras enfermedades diferentes:
• Dificultad para orinar.
• Sangre en la orina.
• Sangre en el semen.
• Dolor al eyacular u orinar

Fuente: Guía de Práctica Clínica ​(GPC)para la detección temprana, diagnóstico, tratamiento, seguimiento y rehabilitación del cáncer de próstata​​

Los comentarios están cerrados.

Free WordPress Themes, Free Android Games