CAUSAS DE LA DIARREA EN NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS

Causas de la diarrea

La diarrea es producida por virus, bacterias, parásitos y hongos. Los virus y entre ellos el rotavirus son la primera causa de diarrea aguda en los niños menores de 5 años.
Casi nunca es posible identificar estos microorganismos en las heces, por ello es importante saber que el examen de materia fecal conocido como coprológico, coproscópico o coprocultivo no se recomienda de rutina para los niños con diarrea; el médico los ordenará en los casos en los que lo
considere necesario.
Prevenir significa actuar antes de que aparezca la enfermedad. En el caso de la diarrea, es el conjunto de acciones orientadas a reconocer y a controlar los factores que causan la enfermedad. La prevención trata de evitar la diarrea al disminuir en la medida de lo posible, el contacto del niño con microbios y parásitos que la ocasionan y también al fortalecer las prácticas que aumentan la capacidad de los niños a resistir las enfermedades. Prevenir la diarrea evita el sufrimiento, libera al niño y a sus familiares y/o responsables de suspender sus actividades por unos días, ahorra el dinero de la atención de la enfermedad y, lo más importante: evita las complicaciones y en algunos casos hasta la muerte del niño.

¿Por qué ocurre la diarrea?
La diarrea puede ocurrir por las siguientes razones:
• Consumo de agua no potable.
• Almacenamiento inapropiado del agua.
• Inadecuada disposición de excretas y basuras.
• Preparación, consumo y conservación inapropiada de los alimentos.
• Falta de lactancia materna o su suspensión temprana en menores de un año.
• Falta de aseo personal y de la vivienda.
• Ausencia o inadecuado lavado de manos.
• Presencia de ratas e insectos.

¿La lactancia materna previene la aparición de diarrea?
Entre las múltiples ventajas de la leche materna está la de proporcionar defensas contra las infecciones gastrointestinales. Se debe alimentar al niño con leche materna durante los primeros 6 meses de vida en forma exclusiva; entre los seis meses y un año, se debe dar leche materna antes de las comidas y después de 1 año y hasta cumplir dos, se debe suministrar la leche materna después de las comidas (como sobremesa).

¿El lavado de manos frecuente con agua y jabón de los niños y sus cuidadores, contribuye a que se presenten menos diarreas?
Normalmente transportamos en nuestras manos millones de microbios, la mayoría inofensivos; otros sin embargo, pueden ocasionar enfermedades como la diarrea. El lavado de manos con agua y jabón es una de las maneras más eficaces y económicas de prevenir la diarrea y por lo tanto, de prevenir las muertes por esta enfermedad.

Si mi hijo esta deshidratado ¿Cuales líquidos se deben dar?

Los signos de deshidratación son:
• Somnolencia o dificultad para despertar
• Bebe con ansiedad por mucha sed, o rechaza los líquidos por la enfermedad
• Ojos hundidos o diferentes a lo normal
• La piel del abdomen pierde elasticidad y al pellizcarla vuelve lentamente al estado anterior
• Intranquilidad ó irritabilidad: cuando el llanto del niño es difícil de calmar
• Ausencia o disminución de orina.

Solución de Sales de Rehidratación Oral (SRO). Aunque no se considera un líquido casero, la solución de SRO puede usarse en el hogar para prevenir la deshidratación. Las SRO vienen en sobres y se deben preparar de la siguiente manera:

Preparación de las SRO en casa: Previo lavado de manos con agua y jabón, se vacía todo el contenido de un sobre en un litro de agua (previamente hervida) a temperatura ambiente. A continuación, agitar el polvo en el agua hasta que la solución quede transparente, lo que significa que se ha disuelto completamente. Una vez preparada la solución consérvela en un recipiente limpio y manténgalo cubierto. Estas SRO solo se pueden usar por las siguientes 24 horas; pasado ese tiempo, se debe desechar el sobrante y se debe preparar un nuevo litro, para evitar su contaminación.

Agua. Los niños con diarrea además de agua, también pierden otras sustancias. Se puede dar al niño agua en mayor cantidad de la habitual, acompañada de otros alimentos.

Líquidos que contiene un alimento. Los líquidos preparados con base en alimentos, incluyen cocimientos de uno o varios cereales (arroz, maíz, cebada) en grano o molidos, o los que se preparan con papa o plátano, que además de contener almidón son muy buena fuente de potasio. Los líquidos basados en alimentos incluyen también sopas caseras, agua de arroz o aguas en las que se hayan cocinado otros cereales. Un niño con diarrea abundante, probablemente no reciba grandes volúmenes de sopa, pero si puede recibir agua y algo de sopa.
Los jugos de frutas son una fuente importante de potasio, pero deben prepararse diluidos y sin azúcar.

Otras opciones. También es posible ofrecer agua y galletas saladas o pasabocas como las rosquitas. Los niños con diarrea, sin deshidratación y con poco apetito, reciben más fácilmente pequeñas cantidades de agua y galletas, que suero oral. Deben preferirse comidas sencillas, que no tengan aditivos y colorantes.

¿Cuánto líquido dar?
La regla general es dar al niño tanto líquido como desee hasta cuando la diarrea desaparezca. Como una guía, después de cada deposición, se debe dar:
• A los menores de dos años: 50-100 ml (un cuarto a media taza) de líquido;
• A los niños de dos a cinco años: 100-200 ml (de media a una taza).
Es importante para la madre o el cuidador del niño, tener claro que el objeto de dar los líquidos es reponer la pérdida de agua y sales que se presenta durante la diarrea para evitar la deshidratación y que el suero no detendrá la diarrea.

¿Cuáles líquidos NO se deben dar?
• Bebidas con alto contenido de azúcar, como los refrescos muy endulzados.
• Bebidas gaseosas.
• Bebidas hidratantes para deportistas.
• Jugos de frutas preparados industrialmente (de caja, botella o en polvo de cualquier marca).
NOTA: Estos líquidos no se deben dar porque tienen un alto contenido de azúcar, colorantes y aditivos peligrosos y pueden aumentar la diarrea, agravando la deshidratación. Tampoco deben administrarse purgantes.

Fuente:​Guía de Práctica Clínica ​(GPC) para prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad diarreica aguda en niños menores de 5 años​​​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Free WordPress Themes, Free Android Games